lunes, 25 de agosto de 2014

El retorno del simonki argento... Artemia y biotecnología...

De la página de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Técnica de Argentina, traigo esta excelente noticia para socializar!!


FONARSEC - Subsidio al desarrollo
03.07.2014

Una empresa argentina podrá abastecer a acuicultores a nivel mundial

La compañía biotecnológica ubicada en La Plata, Buenos Aires, desarrolló un proceso único a nivel mundial para la producción de cistes de artemia de forma controlada, sustentable y amigable con el ambiente. Este sistema permite proporcionar continuidad de entrega y calidad constante.
Las artemias son crustáceos de alto valor nutritivo utilizados a nivel mundial como fuente de alimento para otros crustáceos y peces pequeños.
La artemia es un crustáceo de alto valor nutritivo que es utilizado a nivel mundial como fuente de alimento para otros crustáceos y peces pequeños –tanto de agua salada como dulce– y resulta un insumo clave para el cultivo de camarones, langostinos y langostas. El 50% de su composición corresponde a proteínas de bajo peso molecular, 25% de lípidos, alto contenido de ácidos grasos de cadena poliinsaturada (HUFA), vitaminas y ß-carotenos.
En determinadas condiciones de cultivo, la artemia produce huevos (cistes) que pueden permanecer durante años en condiciones de deshidratación y sin refrigeración. Cuando se colocan en condiciones favorables, los quistes eclosionan en aproximadamente 24 horas, dando lugar a larvas altamente nutritivas y de pequeño tamaño (400-500 micrones) que pueden ser injeridos por las larvas de camarón y peces en sus estadios larvales (nauplios).
A nivel mundial, el principal productor recolecta cistes de artemia en el lago Great Salt ubicado en Utah, EE.UU. En este ambiente natural, la cantidad de cistes de artemia que se pueden obtener es limitada y debe recolectarse bajo controles de manejo sustentable cuando se dan las condiciones de salinidad, entre los meses de noviembre a febrero. Frente a estas limitaciones, la demanda del insumo resulta insatisfecha debido la cantidad restringida que este único lago puede ofrecer, perjudicando a los productores de organismos acuáticos.
En este contexto, Cintia Hernández y Sebastián Calvo, biotecnólogos egresados de la Universidad Nacional de Quilmes, desarrollaron un novedoso sistema para cultivar cistes de artemia de forma intensiva, controlada, sustentable y amigable con el ambiente. Para llevar a la práctica este sistema, los jóvenes biotecnólogos fundaron BIOSIMA S.R.L. en el año 2007, gracias a un subsidio de $2.043.942 otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, en el marco de la línea de financiamiento de empresas de base tecnológica EMPRETECNO PAEBT administrada por el Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC) de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.
"Vimos que la producción de organismos acuáticos en cautiverio era una industria que estaba creciendo al 20% anual desde hacía diez años. Nos pareció un mercado interesante, pedimos una línea de financiación del Ministerio de Ciencia y Tecnología y fundamos Biosima S.R.L., una compañía que cultiva estos huevos de forma sustentable y amigable con el medio ambiente", recuerda Hernández.
El proceso de producción intensiva de cistes de artemia que desarrolló BIOSIMA es un proceso innovador a nivel mundial. Se trata de un sistema de recirculación cerrada, que emula un ecosistema natural, donde el agua es continuamente reciclada y esterilizada para utilizarla nuevamente en el proceso. Cuenta con un cultivo de microalgas que, por un lado, absorben los residuos del cultivo de artemia y por el otro, sirven como componente nutritivo de las cistes.
Mediante este sistema, la producción de cistes de artemia resulta independiente a la estacionalidad y permite mantener no solo la regularidad en la entrega del insumo, sino también la calidad. Así, los acuicultores incrementan su productividad al alimentar a sus peces y crustáceos con artemia y obtienen productos de mayor calidad y tamaño, en menor tiempo y costo.
“En contraposición al sistema empleado en el lago Great Salt, nuestro sistema es escalable y las variaciones de productividad entre estaciones son mínimas. Aunque tiene costos levemente mayores, la sustentabilidad, la previsibilidad, la trazabilidad y el aumento de calidad son ventajas competitivas de gran importancia. Además, debido a la demanda insatisfecha, no competimos de forma directa con los recolectores sino que nos complementamos”, sostieneSebastián Calvo.
La planta pre-industrial de BIOSIMA produce por año 500 kg de cistes de artemia. A lo largo de este año, los biotecnólogos responsables de la empresa trabajan en la ingeniería para la construcción de una planta de escala comercial con capacidad para producir 5 toneladas al año.
“Nuestro objetivo es lograr en los primeros cinco años una producción de 100 toneladas por año, lo que representaría una facturación de 7.500.000 dólares anuales”, asegura Calvo.
Este novedoso sistema recibió diversas distinciones que les permitió a los emprendedores realizar las pruebas de laboratorio, formarse en el desarrollo de planes de negocios e incorporar socios estratégicos de trayectoria y prestigio. Entre las distinciones se destacan: 5° premio Jóvenes Emprendedores del Banco Santander Río en 2007, 2° premio en la Competencia Naves 2008 (IAE, de la Universidad Austral) y 2° premio del BID Challenge Argentina 2009 (FUNDES Argentina y Businnes International Development).

lunes, 18 de agosto de 2014

Sí señor, todavía no hay día del arquero en Argentina, pero ya hay un día del acuicultor!!!!!!!!!

Tomado de la página de facebook de los colegas neuquinos, aparece esta comunicación:


Y después de tanto esperar y de tanto ir a la legislatura, trámite que empezó en el 2012, el 14 de agosto de 2014, se aprobó en La Legislatura de Neuquén, que el 3 DE OCTUBRE de cada año, se celebre el "DÍA PROVINCIAL DE LA ACUICULTURA Y DEL TRABAJADOR ACUICOLA".


Gracias a todos los que apoyaron el proyecto, con sus palabras de aliento, con sus firmas.
Gracias al Diputado Jesús Escobar, a sus colaboradores, por haber hecho esto realidad.




Y gracias al personal de la Piscicultura de Plottier por estar siempre ahí.
¡SALUDOS A TODOS LOS TRABAJADORES Y A SEGUIR PONIENDO EL HOMBRO PARA HACER GRANDE A ESTA QUERIDA ACTIVIDAD!






Y dice la norma:
PROYECTO 8546 DE LEY EXPTE.D-154/14

NEUQUÉN, abril de 2014(*)
SEÑORA PRESIDENTA:

Me dirijo a usted a fin de presentar el Proyecto de Ley para instituir al Día Provincial de la Acuicultura y del Trabajador Acuícola, cuyo texto adjunto a la presente.
Sin más, saludo a usted atentamente.

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DEL NEUQUÉN SANCIONA CON FUERZA DE LEY:

Artículo 1° Institúyese el 3 de octubre de cada año como Día Provincial de la Acuicultura y del 
Trabajador Acuícola.

Artículo 2° Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS
A finales del año 1930, se reunieron en Neuquén autoridades del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y personal de la Estación de Salmonicultura de S.C. de Bariloche, con la intención de instalar una nueva estación de piscicultura en el antiguo predio de la Dirección de Irrigación Nacional. La misma se ubicó en la margen izquierda del río Limay en la localidad de Plottier, donde funcionó desde 1909 la primera estación de bombeo de agua para irrigación de las primeras chacras productivas de la Provincia. Los edificios existentes en el predio fueron declarados de “interés provincial y cultural”, según Resolución provincial 0123/06.

La Estación comenzó sus actividades oficialmente el día 3 de octubre del año 1941, según Resolución 23.419 del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, bajo el nombre de Estación de Piscicultura Río Limay, y funciona ininterrumpidamente hasta la actualidad. Sus objetivos fundamentales fueron los estudios referentes a las especies que pueblan las aguas de la zona, y como función principal procederá a la población y repoblación de los ambientes naturales y artificiales existentes en el país.

La Estación, debido a su particular actividad, generó un sentido de pertenencia y arraigo al lugar, de trabajadores, familias y profesionales, no sólo de la zona, sino también de otros lugares del país.

En el año 1989, el Gobierno nacional decidió cerrar las pisciculturas nacionales, dejando a todo el personal a disposición. En el año 1991, la Provincia del Neuquén incorporó a su administración las instalaciones, a exempleados nacionales y sus objetivos de trabajo. Además de los objetivos fundamentales mencionados anteriormente, se le incorporaron los de educación ambiental, cuidado del medio ambiente y la incorporación al circuito turístico provincial.

La acuicultura, en particular la piscicultura, es una actividad con más de cien años en la zona, es una actividad representativa de la Patagonia. Entre sus objetivos principales están los de contribuir a la población y repoblación de ambientes naturales y artificiales (trabajando con especies autóctonas como el pejerrey y la perca e introducidas como los salmónidos); la producción de peces con fines comerciales y deportivos, y como método de remediación a mediano y largo plazo de ambientes acuáticos, que han sufrido algún desequilibrio ambiental, entre otros. Asimismo, se desarrolla el trabajo cotidiano con instituciones escolares, siendo visitado anualmente por más de cinco mil alumnos, docentes y turistas (solo en la Piscicultura de Plottier).

(*) Ingresado el 23/04/14 según sello fechador de Mesa General de Entradas y Salidas HLN.2
La acuicultura, es una actividad muy particular, y en sus distintas instalaciones diseminadas por toda la Provincia, se puede apreciar todo el ciclo de vida de los peces y en especial de los salmónidos, y participar en algunos casos de la liberación de estos en su hábitat.
Es por ello, que solicitamos sea instituido el día 3 de octubre de cada año como Día Provincial de la Acuicultura y del Trabajador Acuícola, en conmemoración al día en que oficialmente se dio inicio a la Estación de Piscicultura Río Limay, que tanto arraigo tiene en nuestra Provincia.


Fdo.) ESCOBAR, Jesús Arnaldo —Bloque Movimiento Libres del Sur (MOLISUR)—. Con la 

adhesión de: Tec. VALDIVIA, Marcelo F. - RELLOSO, Matías —Piscicultura Plottier

martes, 29 de julio de 2014

A veces es bueno recibir unos palos, en este caso treinta para desarrollo pesquero y acuicola!

Epa, mis amigos, acá hay una noticia de importancia!! Resalto de la noticia las partes referidas a la acuicultura...

El BID aprobó crédito millonario para la pesca y la acuicultura

El Director Ejecutivo del BID autorizó ayer al presidente del  a formalizar el  con la República Argentina para otorgar un financiamiento de 30 millones de dólares para el Programa de Desarrollo Pesquero y Acuícola Sustentable. El PROSAP aportará otros 25 millones.
El Banco Interamericano de Desarrollo aprobó el  de 55 millones dólares para el “Programa de desarrollo pesquero y acuícola sustentable”, impulsado por la Subsecretaría de Pesca de la Nación. El BID aportará 30 millones a 25 años y el resto provendrá del Tesoro Nacional. La ampliación del INIDEP, la creación de estaciones satélites del Instituto en la Patagonia, la adquisición de dos nuevo buques de investigación, la construcción de una estación de maricultura en Mar del Plata, otra en Río Negro y la creación un centro experimental de Piscicultura en Entre Ríos, son algunos de los proyectos que deberán concretarse antes de que finalice el 2015.
Hace poco más de un año, una delegación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) mantuvo la primera reunión de evaluación para el acceso al crédito, con funcionarios de la Subsecretaría de Pesca y del Instituto de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP). De dicha reunión y de las evaluaciones posteriores que se llevaron a cabo, entre las que se incluyeron los informes realizados por la FAO, dependió la aprobación, que se concretó en el día de ayer.
Los objetivos que se han planteado cumplir en el 2018 y que hicieron posible la aprobación del crédito del BID son: 
Mejorar la capacidad de gestión de los recursos pesqueros con enfoque ecosistémico, capacitando a los miembros del CFP , mejorando la capacidad de diagnóstico en la investigación y fortaleciendo del sistema de administración, planificación, control y fiscalización. 
El otro objetivo  es el desarrollo acuícola, para ello se espera lograr mejoras en la toma de decisiones de política de fomento de la acuicultura y la investigación aplicada, como así también brindando apoyando al desarrollo de la cadena de valor.
Los  se utilizarán para renovar la  científica del INIDEP con la adquisición de un buque de investigación de 40 metros equipado con  de punta, para el que se destinarán 28.875.000 de dólares y un barco de 20 metros que será utilizado para acceder a nuevas áreas marítimas todavía no exploradas, como las costeras donde se producen las mayores concentraciones de reproductores, especialmente en la costa bonaerense. Para este barco el presupuesto previsto es de 4.712.500 dólares.
También se destinará una parte a extender la red científico-académica del INIDEP, creando dos sedes en el litoral patagónico, una en Puerto Deseado y otra en Ushuaia, para las que se invertirán 1.100.000 y 1.200.000 respectivamente. En el proyecto original, se preveía la construcción de una sede en Chubut, pero ésta sería reemplazada dado que ya ha sido construida con fondos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. A estas subsedes se agregarán, a su vez, 358.000 dólares para la adquisición de 7 vehículos 4 x 4.
El presupuesto del BID destina 3.700.000 dólares para la construcción y puesta en marcha de un centro de experimentación y desarrollo de maricultura, “CENIDMAR”, bajo la órbita del INIDEP, en Mar del Plata. Por otra parte, se consignarán 1.900.000 dólares para la readecuación de la sede central del Instituto, con la construcción de un laboratorio y oficinas.
El sector acuícola es la otra pata del proyecto y se buscará fortalecer a muchas de sus áreas de investigación a partir de la llegada de estos fondos. Para la construcción y puesta en marcha de una base de investigación aplicada al desarrollo de peces marinos patagónicos en Río Negro, llamado CENADEM, se destinarán 615.00 millones de dólares. 
Para la construcción de un invernadero y adquisición de equipamientos del CENADAC, en el Noroeste del país, se aportarán 245.000 dólares.
Por otra parte se buscará dar solución al cuello de botella histórico de la acuicultura, el alimento. Para ello se invertirán 1.650.000 dólares en la construcción de un Centro Piloto Piscícola en la localidad de Diamante de la provincia de Entre Ríos. Si bien estaba prevista la construcción de un centro de expedición móvil en Chubut, para el que se utilizarían 195.000 dólares, éste ya fue construido por la administración nacional y seguramente el dinero será utilizado para otros fines acordes con el programa.
Para mejorar los controles estaba previsto destinar 1.200.000 dólares a la compra e instalación del sistema de cámaras en 176 buques. Si bien este proyecto parece haber sido abandonado por la administración nacional, probablemente pueda utilizarse para mejorar el control a través del Monitoreo Satelital en los barcos que todavía no lo tienen o para poner a punto los controles de holograma que tiene previsto implementar la Subsecretaría de Pesca.
A partir de la semana próxima se conformará una comisión integrada por representantes del BID, del PROSAP como el aportante local, de la Subsecretaria de Pesca de la Nación y del INIDEP como subejecutor del programa. Será esta comisión la encargada de dar curso a las partidas presupuestarias, que dependiendo del importe podrán ejecutarse por contratación directa o licitación pública.
En el caso de obras, si el monto supera los 5 millones de dólares deberá llamarse a licitación pública internacional; entre 5 millones y 350 mil dólares será por licitación pública nacional y por debajo de este valor se deberán comparar precios. La adquisición de bienes, si supera los 500 mil dólares irá a licitación internacional; entre 500 y 100 mil a licitación pública y por menos de 100 mil dólares se compararán precios. En el caso de las consultorías deberán pasar por un proceso de calificación y no podrán superar los 200 mil dólares.
La ejecución del programa tiene órganos de control designados. El ente nacional de Control Interno es la Sindicatura General de la Nación y la auditoría interna de la Unidad para el Cambio Rural, que deberá enviar informes cada 60 días. “El control es ex-post y por muestra tanto para los pagos de aporte local como para los pagos con fondos de financiamiento”, señala el documento del BID. En cuanto a los controles externos señala que la Auditoría General de la Nación (AGN) es el máximo órgano técnico de control externo del Sector Público Nacional a través del Departamento de Control de Endeudamiento con organismos financieros internacionales. (Por Karina Fernández; Revista Puerto)
25/07/14

lunes, 7 de julio de 2014

Un informe de la FAO sobre acuicultura y cambio climático (pero el verdadero objetivo es poner nervioso al Pocho Lavezzi, que ha desarrollado esos abdominales comiendo productos de la acuicultura...)

Y mientras esperamos ansiosos lo que deparará el devenir deportivo de la selección de tipos nacidos en Argentina (y de qué lado estará Máxima??), una nota aparecida en panorama acuicola de esta semana. 


Pesca y acuicultura 'deberán adaptarse al cambio climático'

Noticias del día07 de julio de 2014
Informe de la FAO analiza el impacto del cambio climático en la pesquería y acuicultura.
Chile: La falta de información sobre el impacto del cambio climático en la pesca y la acuicultura está conspirando contra la urgente necesidad de adaptación al fenómeno en los países y comunidades pesqueras más vulnerables, concluye un informe mundial sobre el sector.

Según “El estado mundial de la pesca y la acuicultura 2014”, de la Organización Mundial sobre la Agricultura y Alimentación (FAO), en América Latina la sobrepesca, las variaciones de la temperatura superficial del mar y eventos climáticos extremos son las principales amenazas a la producción pesquera.


Monografías de seis regiones del planeta incluidas en el informe detallan la exposición y sensibilidad del medioambiente marino y de las especies biológicas al cambio climático, los problemas económicos y sociales que ocasionará en éstas y cómo enfrentarlos.

En el caso del Caribe, concluye que la acuicultura tendría mayor capacidad de adaptación que la pesca para afrontar los embates de la subida del nivel del mar y del aumento de ciclones más intensos asociados al cambio climático.
 
Los países caribeños deben repensar las instituciones y la gestión de las actividades pesqueras y acuícolas para adecuarlas a la nueva situación “de forma amplia e integrada”, señala.
 
El análisis sobre América Latina incluye estudios documentales sobre el Golfo de Fonseca, en Centroamérica, y sobre la acuicultura en Chile, concluyendo que ambos tendrían una vulnerabilidad mediana debido a “la capacidad de adaptación humana relativamente alta”.
 
Los pescadores, por ejemplo, podrían tener que amoldarse a peces que se comportan de distinta manera y que han migrado a otros lugares. También habrá que invertir para identificar especies que puedan sobrevivir en un mar más salado, más ácido o más caliente.
 
“Aún existe mucha incertidumbre respecto del impacto del cambio climático global sobre los ecosistemas costeros de Latinoamérica y el Caribe”, dice a SciDev.Net Renato Quiñones, director del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola de la Universidad de Concepción, Chile.
 
“El desafío en nuestra región es lograr, en el corto plazo, pesquerías sustentables y con altos niveles de equidad, y aumentar el conocimiento sobre las repercusiones del cambio climático en los ecosistemas costeros”, añade. 
Entre las muchas recomendaciones del informe de la FAO están mejorar el manejo de las pesquerías y elaborar y financiar planes de acción que involucren a la población.
Alejandro Flores, Oficial Principal de Pesca de la FAO para América Latina y el Caribe, dice a SciDev.Net que Brasil, Chile, México, Perú y países caribeños, entre otros, ya están analizando el impacto del cambio climático en el ambiente marino, en las especies que allí viven y en las comunidades pesqueras.
“Comprender las vulnerabilidades del sector pesquero y acuícola con una visión holística es básico para formular estrategias de adaptación y para gestionar y ordenar el sector de acuerdo al nuevo escenario”, concluye.   

Fuente: http://www.scidev.net/america-latina/medio-ambiente/noticias/pesca-y-acuicultura-deber-n-adaptarse-al-cambio-clim-tico.html
- See more at: 
http://www.panoramaacuicola.com/noticias/2014/07/04/pesca_y_acuicultura_deberan_adaptarse_al_cambio_climatico.html#sthash.YPwKVmMW.dpuf

jueves, 26 de junio de 2014

La garantía del éxito del extensionismo acuícola: no todo es plata y/o voluntad...

Tomada de Panorama Acuicola, una breve nota sobre el extensionismo acuícola. Aún cuando nuestras áreas rurales no tienen una actividad acuícola difundida y que solo en algunas regiones y provincias hay pequeños y medianos campesinos y productores rurales que podrían ser activos interesados en la piscicultura (oh, el latifundio, base de nuestro desarrollo productivo rural...), es interesante para nosotros, aquí en Argentina. Creo yo que, al menos en el NEA, la potencialidad de desarrollo de la actividad dependerá de que muchos productores  (que cultivan o crían otras cosas) aprehendan el espíritu de la cuestión y no solo aprendan técnicas de cultivo de peces. Hay colegas trabajando allí de manera firme y consistente, faltará ver si los programas estatales pueden sostener lo que dice la nota: consecuencia en el tiempo, organicidad y recursos económicos, materiales y humanos para el trabajo a largo plazo. La nota menciona la vieja, vieja discusión que dimos aquí en el CRUB, cuando corrían los años ochenta: extensionismo o transferencia de tecnologías?
El resaltado en la nota es por cuenta de este bloguero...


Extensionismo Acuícola: Viejas armas para nuevos desafíos.

01 de junio de 2014
Los sistemas de extensión han sido un elemento fundamental en el desarrollo de los sistemas agropecuarios mundiales desde hace mucho tiempo.
Por: Alejandro Flores Nava
La llamada “Revolución Verde” de la década de 1960, que resultó en nuevas variedades, nuevas tecnologías y con ello nuevas formas de cultivar, trajo consigo la necesidad de transmitir e incorporar estas prácticas en los sistemas agrícolas tradicionales de muchas regiones y con ello, el auge de los sistemas de extensión agrícola adoptados por prácticamente todos los países de América Latina y el Caribe.
La acuicultura no ha sido la excepción, guardando las debidas proporciones. La introducción de especies acuícolas y técnicas de cultivo, principalmente de Asia, como parte de los programas de diversificación de la economía rural en los países de la región a partir de la década de 1970, instituyó los sistemas de extensión acuícola en muchos países, emulando a la agricultura. Si bien éstos fueron instrumentales para instalar la acuicultura en los sistemas agropecuarios tradicionales de miles de familias rurales, su efectividad ha sido muy asimétrica y en la mayoría de los países perdieron fuerza y presencia, aun cuando es evidente que la inserción de nuevos productores de recursos limitados es creciente en la acuicultura regional y por lo tanto el extensionismo acuícola sigue siendo una necesidad vigente.
Recientemente, en 2013, la FAO realizó un diagnóstico de los programas de extensión acuícola en países de América Latina y el Caribe, identificando tanto factores comunes de fracaso o poca efectividad de los sistemas de extensión como factores que están presentes en los casos de éxito.
Algunos denominadores comunes de los programas de extensión que han sido poco eficaces incluyen: diseño de los programas sin la participación de los beneficiarios, lo que impide comprender sus propias formas de organización y la cultura local; perfil profesional exclusivamente técnico del extensionista, sin conocimientos sobre aspectos relacionados con la sociología de la comunidad; capacitación orientada exclusivamente a temas biológicos y tecnológicos, sin abordar aspectos de organización, administración y mercado; el único enfoque empleado en la extensión ha sido el de asistencia técnica, sin incorporar el de auto-gestión, lo que genera que al retirarse la intervención, la mayoría de los programas colapsen; se diseñan de forma aislada, sin una visión de desarrollo rural integral y presupuesto insuficiente para dar la cobertura geográfica y frecuencia de acompañamiento requeridas y con las herramientas tecnológicas apropiadas.
En contraste, los programas exitosos, si bien detectados en lugares muy disímiles, comparten los siguientes elementos al margen de la cantidad de recursos de que disponen para cumplir sus objetivos: mantienen prioridad vigente reflejada en una institucionalidad, presupuesto y marco legal específicos para la acuicultura; han sido diseñados y son implementados con la participación directa de los productores beneficiarios; tienen cobertura universal para los acuicultores de recursos limitados y para los de la micro y pequeña empresa; se orientan a la construcción de capacidades tecnológicas, organizativas, de administración y economías de escala que les faciliten procesos de desarrollo local; han sido diseñados con una visión multi-sectorial, no sólo centrados en la acuicultura, sino en los sistemas productivos presentes en la comunidad, y se actualizan adaptando las nuevas tecnologías al servicio de los procesos de extensión.
Ejemplos concretos de éxito del extensionismo acuícola incluyen al estado de Santa Catarina, Brasil, el cual ha invertido a partir de 1989 de forma incremental en la extensión acuícola, con la participación directa de los productores en su programa; con ello su producción se ha incrementado en más de 900%.
Otro ejemplo reciente es Paraguay, que cuenta con una de las coberturas geográficas de extensión agrícola más amplias de América Latina, y cuyo gobierno decidió capacitar a sus extensionistas agrícolas en tecnologías acuícolas a partir de 2012, lo que ha contribuido como parte de su Plan Nacional de Desarrollo de la Acuicultura Sostenible, a duplicar su producción acuícola nacional.

El Dr. Alejandro Flores Nava es Oficial Principal de Pesca y Acuacultura de la Oficina Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) para América Latina y el Caribe. Actualmente se encuentra en Santiago de Chile.


- See more at: http://www.panoramaacuicola.com/columnas/fao_en_la_acuicultura/2014/05/15/extensionismo_acuicola_viejas_armas_para_nuevos_desafios.html#sthash.oJS46P9W.dpuf