martes, 17 de enero de 2017

Aportes a la tarea de desarrollar la acuicultura argentina: crear centros tecnológicos (o recurrir a nuestras capacidades instaladas), juntar empresarios e investigadores y discutir qué hacer...


A partir de los últimos encuentros de Bioeconomía argentina en los que se desarrollaron mesas sectoriales acuícolas, surge que la intención de hacer crecer y consolidar nuestra actividad e industria debería incluir, entre tantas otras cuestiones, la formulación e implementación de políticas públicas proactivas y palnificadas de forma estratégica. Esa misma idea debe incluir a todos los actores relevantes, tanto en la formulación como en la implementación y el seguimiento de los planes o políticas. Y a propósito de esa idea, tomo esta nota de Aquahoy de enero de 2017, que cuenta cómo se trabaja para integrar a quienes requieren soluciones o innovaciones y a quienes pueden ofrecer unas y desarrollar las otras. Un ejemplo a considerar cuando pensemos nuestras propias iniciativas aquí en Argentina. Bueno, viendo los números de inversiones que hacen los colegas chilenos, se trata de ser muy eficientes...
Como siempre, muy clara la nota de los colegas de Aquahoy.  
Coquimbo, Chile.- Convencido de que el sector privado es pieza clave para el desarrollo de la acuicultura, AquaPacífico dio pasos firmes para su integración a través del taller para empresas “Estrategias colaborativas, retos y oportunidades”, realizado en dependencias de UCN Coquimbo.
Convertir a AquaPacífico -primer centro de innovación y desarrollo para la acuicultura en el norte- en una plataforma multifuncional en que convergen el mundo científico, empresarial y de gobierno, es el objetivo que condujo la realización del taller para empresas “Estrategias colaborativas, retos y oportunidades”.
Los asistentes coincidieron en que se trató de un avance en la integración del sector privado, permitiendo identificar con mayor precisión las necesidades de las empresas y las brechas que hay que superar para el desarrollo acuícola del centro norte.
Axel Klimpel, director ejecutivo de AquaPacífico, valoró que se abordaran temas complejos, pero relevantes, que apuntan a cómo se está relacionando la industria con la academia y los centros tecnológicos. “La conversación dejó bien claro que hay un desgaste; la industria siente que los resultados no son concretos, y al final hay escepticismo”.
Según Klimpel, “es urgente quebrar ese escepticismo y llegar a la empresa con soluciones de corto plazo a sus problemas más inmediatos, que al mismo tiempo tengan un bajo nivel de riesgo”. Agregó que UCN y Fundación Chile ya cuentan con suficiente conocimiento, pero que éste no se está aprovechando en la industria. “Más que un gran desarrollo de I+D, en realidad lo que necesitan es una vuelta de tuerca o una transferencia tecnológica de los conocimientos que nosotros ya tenemos”.
“Enamorarnos también de los problemas”
Alejandro Escudero, director de Corfo Región de Atacama, destacó que el taller “ratificó la importancia de este centro de innovación para la macrozona de Atacama, Coquimbo y Valparaíso, y permitió conversar sobre cuáles van a ser las prioridades en materia de I+D+i en el sector acuícola”. Indicó que “estamos trabajando con peces, moluscos, pero ahora también estamos pensando por qué no avanzar hacia crustáceos y algas, que son tan relevantes para nuestra macrozona”.
Respecto del diálogo entre el sector empresarial, universidad y sector público, manifestó que “hay que fortalecer estas instancias en que podamos compartir, y hablar con harta franqueza sobre nuestras prioridades, sobre cómo buscamos estos puntos de encuentro entre empresas, academia y el sector público, con flexibilidad para acoger los planteamientos. A veces nos enamoramos mucho de las soluciones y también hay enamorarse de problemas, y para eso es fundamental que el sector privado, que está día a día en esta tarea, nos pueda retroalimentar, transferir esa experiencia”. Desde el sector público, enfatizó que el desafío es “facilitar los recursos y las capacidades para que esta conversación, y después la acción en función de estos planteamientos, se vaya concretando”.
Entre las empresas participantes, estuvo Invertec Ostimar, dedicada al cultivo de ostiones en Tongoy. Su gerente de producción, Cristian Tapia, manifestó que “en la industria, siempre nos hemos quejado que muchos proyectos no llegan a buen camino, que los productos no son buenos, y aquí se ve que se están haciendo bien las cosas, con la empresa, la universidad, Fundación Chile, para ayudarnos a solucionar problemas, dar trabajo y aumentar los niveles productivos del país”.
Investigación realmente aplicada
Juan Carlos Sánchez, director técnico del área Acuicultura en Fundación Chile, sostuvo que uno de los logros de este taller con empresas fue “identificar y priorizar focos de desarrollo que sean atingentes para la zona norte del país. Como Fundación Chile, creemos que es fundamental que las instituciones que se incorporan en la cadena de investigación puedan abrirse a colaborar, a entregar su conocimiento en pos de un objetivo común; que se genere una suerte de economía de escala en el conocimiento que tiene la región y que, de esa manera, se puedan acortar los procesos para llegar finalmente al objetivo final que es desarrollar la industria, impactar en los mercados y producir bienestar para las personas que están asociadas a la acuicultura y la región en general”.
Por su parte, María Cecilia Hernández, vicerrectora de Investigación y Desarrollo Tecnológico UCN, quien fue una de las expositoras del taller, afirmó que “la investigación aplicada tiene el mandato de ser efectivamente aplicada en las brechas que los territorios donde habitamos requieran y allí, propuestas como la que tiene hoy el centro acuícola AquaPacífico, resultan iniciativas emblemáticas. Este es un ejemplo de cinco hélices trabajando en pos de una necesidad”. La académica opinó que “no es fácil cambiar una forma de mirar el desarrollo y la transferencia del conocimiento. El articular las organizaciones es un desafío mayor”.
Próximos pasos
Para 2017 y 2018, el foco de AquaPacífico estará “en transferir y solucionar los problemas inmediatos de la industria, con soluciones de corto plazo y bajo riesgo”, destaca su director ejecutivo, advirtiendo que esto no significa que se deje de lado la I+D.
Con ese objetivo, Axel Klimpel anticipa que en los próximos meses se visitarán cada una de las empresas acuícolas de las tres regiones del centro norte, “para escuchar cuáles son sus problemas y, en paralelo con el equipo, ir creando un portafolio de soluciones; no es inventar la rueda, es aplicar los conocimientos ya existentes”.
Sobre AquaPacífico
AquaPacífico es un centro de innovación acuícola para la zona norte surgido de la alianza de dos instituciones que llevan más de 30 años desarrollando este ámbito científico-productivo: la Universidad Católica del Norte (UCN) y Fundación Chile (FCh). Con el apoyo de Corfo, se concretó esta unión de capacidades, para funcionar como una nueva plataforma que impulse la acuicultura tanto regional como nacional.
AquaPacífico es una apuesta a 10 años plazo, con una inversión cercana a los $10.900 millones, de los cuales $6.000 millones provienen de Corfo y $4.900 de las instituciones involucradas, cifra que contribuirá a la captación de nuevo capital humano avanzado y la modernización de las instalaciones que ambas instituciones poseen en la región de Coquimbo.

lunes, 16 de enero de 2017

De los extraños eventos de mortalidad de pejerreyes en la laguna Carrilaufquen, provincia de Río Negro; oportunidad para pensar...

Notas del diario regional Río Negro de enero de 2017. Dado que conozco el ambiente porque he trabajado con sus peces durante un tiempo, cuento la historia y comparto algunas reflexiones sobre la necesidad de realizar un manejo cuidadoso de los ecosistemas cuando se involucran introducciones de nuevas especies, programas o acciones de explotación o manejo, deseos de algunos que no se cumplen y corolarios de la ley de Murphy. Las notas del diario incluyen algunas especulaciones que son un tanto forzadas (mortalidad de una especie pero no de la otra, por caso... es que no sabemos si "la otra" especie está allí todavía) pero dan mucha información que de otra forma no es de fácil acceso, por ejemplo la siembra de truchas a fines de 2015.

Resultado de imagen para mapa laguna carrilaufquenEste es uno de los cuerpos de agua en los que se desarrollaban, hace ya algunos años, una pesquería comercial artesanal de pequeña escala basada en el pejerrey patagónico y que abastecía de pescado a la comunidad de Ingeniero Jacobacci, con algún excedente que iba a otras ciudades. Resulta que la laguna (o más bien la cuenca, que incluye otros cuerpos de agua) fue sembrada por primera vez con truchas en la década de 1940, promediando el siglo pasado. La idea era fundar una pesquería deportiva para la población local. Estas siembras mas o menos periódicas fueron desarrolladas por la Dirección de Pesca de Río Negro hasta la década de 1980. Pero desde fines de la década anterior comenzaron a sembrarse pejerreyes provenientes de la Estación Hidrobiológica que la provincia de Río Negro tenía operativa en el embalse Lago Pellegrini, en la localidad de Cinco Saltos. En el lago Pellegrini hay pejerrey patagónico, pejerrey bonaerense (dos especies emparentadas, pero distintas) y sus híbridos, que son fértiles. Es decir que a los cuerpos de agua de la estepa rionegrina fue introducido un "combo" de pejerrey. El objetivo era que las truchas tuvieran presas de mayor tamaño (que redundaría en mayor crecimiento de las mismas) y en poner a disposición del pescador otra especie que podría tener buena aceptación.

Pues no...

Resultado de imagen para pescado muerto dibujoLas lagunas de la zona son más propicias para pejerrey que para salmónidos (antes de las siembras no había fauna íctica de ningún tipo) y por eso, al cabo de un tiempo había poblaciones superabundantes de pejerrey, las características del agua se hicieron aún más inapropiadas para los salmónidos y ninguna de las dos especies constituían un atractivo para el pescador. Allí nace la iniciativa de un acuicultor local, que comenzó la explotación pesquera que comentara más arriba, que lo llevó a resolver cuestiones como construir una pequeña planta de faena, definir la estrategia de explotación, entrenar pescadores locales y ocuparse de la comercialización en un pueblo poco habituado a consumir pescado. Al cabo del tiempo, la explotación se discontinuó y ya no hubo pejerreyes de Carrilafquen disponibles...

Mas tarde aún, la laguna se secó, entre otras cosas por un período largo sin lluvias pero también, según comentan algunos lugareños, por usos no regulados del arroyo Maquinchao (que alimenta la laguna Carrilafquem), por parte de algunos ribereños. 

Resultado de imagen para pejerrey patagonicoLuego, la historia sigue como dicen las notas periodísticas: recolonización de las aguas por parte de pejerreyes, siembras de truchas para reconstruir una situación ya pasada, vedas que no pueden hacerse cumplir y, ahora, estas mortalidades "extrañas" pero que ya se habían dado en la laguna. Aquí en la Universidad del Comahue, nuestros patólogos están examinando las muestras traídas por los guardapescas rionegrinos que se hallaban por la zona. Pero en tanto estén los resultados que indiquen causas posibles de la muerte de los peces, les dejo un pálpito: a "ojo de acuicultor", lo que pasó allí fue una floración algal muy grande, que consumió el oxigeno disuelto en el agua. Las muestras de agua que están siendo analizadas también darán indicios de lo que pasó, pero el mayordomo en este caso es verde (o azul) y unicelular, me parece...

Reflexión final, esta sería una excelente oportunidad para pensar en un plan o estrategia de manejo integral de la laguna, que incluya desde para qué quiere uno que haya peces, qué peces son apropiados para ese ambiente y, dado el caso de una pesquería comercial, pensar toda la cadena de valor y acciones a desarrollar, para que la actividad sea sustentable no solo desde lo ambiental sino también desde lo económico y social.

Y dicen los periodistas del Río Negro...

Misterio por la mortandad la de pejerreyes en Jacobacci

En la laguna Carrilaufquen aparecieron miles de peces muertos sin conocerse el motivo. Las truchas arcoíris no resultaron afectadas.

13 ENE 2017 - 00:00
Comparte esta noticia
La aparición de miles de peces muertos en la laguna Carrilaufquen genera preocupación en la comunidad de Jacobacci y en los organismos que investigan las causas, que por ahora son un misterio.
Durante los últimos días, las costas del espejo de agua, ubicado a unos 15 kilómetros al norte de Jacobacci por la Ruta Provincial 6, aparecieron cubiertas de peces muertos. Pejerreyes de distintos tamaños tiñeron la arena de gris sembrando un interrogante.
Durante varios años la laguna había desaparecido por la gran sequía, y en 2014 volvió a recuperar su estado natural. Las 461 hectáreas de superficie volvieron estar cubiertas con el agua casi en su totalidad.
La laguna se nutre de las lluvias y del arroyo Maquinchao. Con el ingreso de este arroyo, también volvieron los pejerreyes, especie que está en todos los espejos de agua de la zona. A principios de 2015 la provincia sembró 5.000 alevinos de truchas arcoíris, dando curso a un pedido de los vecinos y dispuso mediante resolución vedar la pesca hasta el 15 de diciembre de 2017.
El año anterior se registraron importantes precipitaciones y la laguna generó un ambiente ideal para la proliferación de los pejerreyes que se reproducen dos veces al año.
Si bien las dos especies habitan en la laguna, la mortandad sólo afectó a los pejerreyes y las truchas resultaron indemnes. Un fenómeno similar se registró hace ya más de una década. “Nos preocupa lo que está pasando. Si bien los estudios van a determinar qué es lo que sucedió, sospechamos que puede ser por una superpoblación”, señaló el Secretario de Servicios Públicos local, Carlos Quisle.
Ayer los acuicultores Amílcar Bernardino y Ramiro Carranza, integrantes de la Mesa de Pesca Deportiva de la Zona Andina, visitaron la laguna para tomar muestras de agua y recolectar ejemplares de peces para enviar a la Universidad de Nacional del Comahue. Los técnicos admitieron que “puede haber sido provocada por un rayo, por la proliferación de algas o por la superpoblación de peces”.
Operarios del municipio realizaban una limpieza de las costas recolectando los peces muertos que estaban en la arena.
El fenómeno
2006
fue cuando este fenómeno ocurrió por primera vez, y piensan que puede ser una superpoblación de peces.

Protegen la laguna Carrilaufquen

El gobierno provincial anunció que pondrá freno a la pesca furtiva en el ojo de agua que se encuentra a 15 kilómetros al norte de Jacobacci. La medida se tomó porque en las últimas semanas se observó que personas sacan peces con red.

07 ENE 2017 - 23:06
Comparte esta noticia
El Ministerio de Producción, Ganadería y Pesca de la provincia busca frenar la pesca furtiva en la laguna Carrilaufquen, lugar al que algunos vecinos acuden a pescar con red. El espejo de agua, ubicado a 15 kilómetros al norte de esta localidad por la Ruta Provincial 6, recuperó su fisonomía en el 2014 luego de una intensa sequía que lo había secado.
Durante muchos años, esta laguna era un lugar privilegiado para la pesca de salmónidos. Sin embargo en la década del 80 se decidió sembrar pejerreyes, especies que con los años se apoderó este ambiente y de los arroyos que lo nutres.
A fines del 2014, con el objetivo de recuperar la pesca de otros años, desde el gobierno provincial se sembraron 5.000 alevinos de truchas arco iris y se dispuso mediante resolución vedar la pesca hasta el 15 de diciembre de 2017. Sin embargo, este año las abundantes lluvias llenaron de agua las 461 hectáreas y también proliferaron los pejerreyes.
La gran cantidad de estos peces lleva a los vecinos de Jacobacci a pescar con red haciendo caso omiso la veda.
En este marco, desde el Ministerio de Producción señalaron que la norma tiene el propósito de permitir la recuperación de las poblaciones de peces, tanto las existentes como las que han sido sembradas con importante esfuerzo del Estado provincial, y respondiendo a una iniciativa de vecinos y fuerzas vivas .
“Este esfuerzo conjunto, invertido en algo tan caro a los intereses de muchos pobladores de la región, pero también de una estratégica relevancia para el desarrollo económico local, podría verse afectado por personas que, con conocimiento o no de las normas y el daño que están causando, están extrayendo peces en grandes cantidades, mediante la utilización de redes.
La pesca en la laguna Carrilaufquen Chica se encuentra prohibida, por lo que tales actividades representan una grave transgresión a la normativa, que será sancionada con el rigor que la legislación permita”, dijeron desde el organismo provincial.
La intención, más allá del rol que le compete en la detección y castigo de las transgresiones, es advertir del daño que se estaría causando, concientizar e informar a quienes lo practican, y persuadirlos para que cesen en la ejecución de acciones que perjudican el ambiente .
Recuperación
5.000
alevinos de truchas arco iris se sembraron en la laguna y se prohibió la pesca hasta el 15 de diciembre de este año.
El espejo de agua sufrió los efectos de la gran sequía que atravesó la Región Sur, pero recuperó su fisonomía en la temporada del 2014.








jueves, 12 de enero de 2017

Pacúes misioneros en Candelaria: una producción en desarrollo.

Resultado de imagen para mapa misiones
Nota aparecida en el Portal de noticias El Territorio, de la provincia de Misiones. La provincia se reafirma como una de las principales productoras acuícolas de Argentina, basándose en especies nativas. La estación de Piscicultura de Candelaria lleva ya diez años de funcionamiento, una marca notable que debe inscribirse en la interesante pero dispersa y poco conocida historia de la acuicultura argentina.







En Candelaria, la estrella de la reproducción es el pacú
Jueves 12 de enero de 2017
Candelaria.
La Estación de Piscicultura ubicada en el Parque Ecológico El Puma de esta localidad cumple diez años. Y en esos diez años, el trabajo de investigación en el laboratorio para con las especies nativas de Misiones llevó a los especialistas a superarse con el pacú, considerado en la actualidad la estrella destacada para los pequeños productores de todo el territorio provincial, que se suman año a año.
“Los colonos buscan al pacú por varios motivos, porque es una especie bastante simple de alimentar, se parecen mucho a criar chanchos, su alimentación es fácil de obtener y su carne es muy rica”, sintetizó el veterinario Julio Miguel Cruz a El Territorio, uno de los cinco integrantes del equipo  que lleva adelante el proceso de selección de reproductores, de la inducción hormonal, la ovulación, la espermiación y la incubación.
Así, desde la Estación de Piscicultura de Candelaria, además, se trabaja de la misma manera con la boga, el sábalo y en menor medida con el surubí y dorados. “Con cualquier otra especie siempre que sea nativa”, explicó el veterinario.

El aprendizaje

Desde el equipo de trabajo de la Estación, integrada además por Juan Manulak, José Ferreyra, David Ceballoz, Mario Ledesma y actualmente Fiona, una pasante alemana, se destacó el asesoramiento técnico que se le brinda a los colonos de la provincia, desde el aprendizaje de la propia cultivación de peces al manejo del o los estanques.
Tras el trabajo de laboratorio, en donde todo empieza con la esperma y los óvulos, el período de alevinaje de los peces dura nueve meses, tras el ingreso de los ejemplares a las piletas de la Estación de Piscicultura, que se da en el cuarto día tras la mágica unión manual de los genes de las hembras y los machos.
La etapa de recría, según se detalló, se extiende desde febrero a  octubre y en la Estación dependiente del Parque El Puma pueden en la actualidad obtener una cantidad aproximada de 3 millones de alevinos.
Los colonos, por lo general, se llevan los peces en la etapa juvenil, cuando tienen alrededor de 80 a 100 gramos y luego ellos se encargan del engorde y su posterior comercialización.
De acuerdo a lo indicado por el veterinario Julio Cruz, hay 400 pacúes reproductivos y unas 1.200 bogas. Además, en uno de los piletones más cercanos al laboratorio, hay un lote de pacúes de unos 2 kilos de peso.

Virolitas para acuarios

Lo más reciente, lo nuevo, lo que están hasta descubriendo día a día, es el comportamiento y la vida del pequeño pez conocido o denominado virolita.
“Las virolitas son por ahora exclusivamente para la ornamentación, es decir, para las peceras, para acuarios, estamos en plena etapa de estudio”, dijo Cruz, mientras cumplían con uno de los procesos de continuar con su reproducción.

“Si hay menos peces en el río, es difícil asegurarlo”

El veterinario Julio Miguel Cruz, que está desde el primer día de funcionamiento de la Estación de Piscicultura del Parque El Puma, del Ministerio de Ecología de la provincia, aseguró no poder afirmar “si es verdad o mentira que en el Paraná hay cada vez menos peces. Eso es muy arriesgado decirlo. Para eso hay que hacer un estudio serio, un trabajo a lo largo y ancho del Paraná para establecer que así es. Puede que sí, como puede que no. Es relativo, porque cada tanto nos comentan que en tal o cual lado no sacan nada y después otros te muestran un ejemplar de 10 o más kilos”, dijo Cruz a El Territorio.
“En el río Paraná hay más de 240 especies, por lo que no es sencillo afirmar una cosa. No hay estudios en la actualidad como para afirmar una u otra supuesta verdad”, dijo.
La Estación de Piscicultura no realiza suelta de peces al río por períodos establecidos. Sólo lo hacen si se lo piden desde los clubes cuando se realizan o se van a realizar determinados torneos de pesca, dirigidos especialmente a alumnos de primarias con el objetivo de concientización para demostrar que el hombre también puede devolver al río lo que permanentemente se saca.





martes, 3 de enero de 2017

De cómo usar deshechos del Langostino para cultivar lechuga, la experiencia de Chubut

Imagen relacionadaNota breve tomada del portal Rawson informa. 
Esta vez se trata de deshechos de faena de langostinos, un producto pesquero, pero que lleva a pensar en la utilización de deshechos de productos piscícolas de criadero como forma de aprovechar un residuo, inyectar nutrientes en un sistema productivo terrestre y reducir el impacto de una actividad productiva, ya que actualmente la disposición final de estos residuos consume energía y esfuerzo.


Rawson, Argentina.- La Municipalidad de Rawson, a través de la Secretaría de Producción y Medio Ambiente, en un trabajo conjunto con el área de Pesca de la Provincia, inició las pruebas para determinar la factibilidad del uso de desechos de langostinos como fertilizante de la tierra. La experiencia se lleva adelante en el Vivero Municipal, donde se dispuso de todos los elementos necesarios para la evaluación.
“La primera etapa fue de diagnóstico y ya se hizo. Ahora iniciamos las pruebas en terreno para saber exactamente si es posible utilizar el compostaje de desechos de langostinos”, dijo el subsecretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Municipalidad, Alejandro Canio.
“Por estos días se está venteando, controlando la temperatura y los olores, y falta algún proceso más para luego conocer los resultados. Esta sería la tercera etapa, de laboratorio, particularmente en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA)”, agregó el funcionario, quien estimó que los resultados del análisis podrían conocerse a fines de enero.
Cabe recordar que, a principios de octubre pasado, equipos técnicos de la Municipalidad de Rawson y de la Provincia comenzaron a trabajar en un posible plan de acción para el aprovechamiento de los desechos de langostino como fertilizante para la tierra.
Aquel encuentro fue resultado de conversaciones que Canio mantuvo con el subsecretario de Pesca de la Provincia, Adrián Awstin, para abordar la problemática y sus posibles soluciones, en el marco de la Gestión Anual de Medio Ambiente (GAMA) diseñado por la Secretaría de Producción y Medio Ambiente que encabeza Graciela Carrazza.
Tanto del encuentro de equipos técnicos como de las pruebas en el Vivero Municipal participaron, como coordinadores, por la Provincia Fabián García, y por el municipio el ecólogo y arquitecto Daniel Ricci, director de Medio Ambiente.
“Sería maravilloso que, a través del desecho de langostino, podamos realizar abono para las tierras. Hacer un circuito que permita aprovechar el desecho, que es un problema, para luego potenciar la utilización de las tierras de las chacras sería convertir en virtud un problema”, dijo Canio.
Fuente: Rawson Informa

jueves, 29 de diciembre de 2016

Tratamiento de los Efluentes en la Acuicultura. Un manual gratuito producido en el marco del proyecto Aquaetreat, de la Unión Europea


Resultado de imagen para asterix y obelix pescaderoUna nota de la sección El acuicultor de Aquahoy de diciembre de 2016. Es un interesante  material de estudio para evaluar nuestras prácticas y preocupaciones, aquí en el sur. Al final de la entrada hay un vínculo para bajar el manual de forma gratuita, que está en idioma inglés.

Italia.- Existe una creciente demanda por parte de los ciudadanos y organizaciones ambientalistas por agua no contaminadas en ríos, lagos, agua subterránea y marina. En los sistemas abiertos de producción acuícola se emplean cantidades significativa de este recurso.
En la acuicultura, los desechos acumulados (heces, excreciones, piensos no consumidos) deben ser removidos continuamente para mantener la salud y bienestar de los peces, y para alcanzar un crecimiento óptimo.
El proyecto europeo Aquaetreat (Improvement and Innovation of Aquaculture Effluent Treatment Technology) ha sido financiado por la Comisión Europea en el marco de  6th Framework Programme; y objetivo es mejorar la gestión de los efluentes de los procesos de cultivo acuícolas.
Los sistemas acuícolas abiertos necesitan sistemas eficientes, adecuados, fáciles de implementar y económicos para incrementar la eficiencia del uso del agua.
El manual sobre el tratamiento de efluentes en la acuicultura describe los resultados del proyecto de Aquaetreat, y brinda una visión general de como el problema de uso de agua y gestión de efluentes viene siendo tratado en tres diferentes casos de estudio.
El manual incluye una descripción de la legislación, en donde se destaca las tendencias en la política ambiental y se discute la directiva de gestión del agua en la UE.
Asimismo, se describen los conceptos generales del tratamiento de los efluentes, considerándose capítulos especiales para la remoción de sólidos, estanques de algas y humedales artificiales. El manual presenta como casos de estudios granjas acuícolas en Hojhoy, Maribrin y Murgat.
Finalmente, el manual discute si los lodos de los estanques acuícolas pueden considerarse un recurso valioso o un problema; se presenta un análisis de costos, y las tendencias en este campo.
Referencia (abierto):
Aquaetreat. 2012. Manual on effluent treatment in aquaculture: Science and Practice.
http://www.tecnosea.it/pdf/Aquaetreat_manual_web.pdf