viernes, 18 de mayo de 2018

Piscicultura e INTA: una buena combinación para el desarrollo

Para los navegantes, especialmente los de nuestra región del Noreste argentino (NEA), tomo y socializo esta  entrada del portal Acuí (http://acui.nearural.com/ampliar.php?id=40026).
El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria ha compilado las experiencias de desarrollo de la piscicultura de los últimos años en la región. Es muy interesante leer este manual porque muestra un valioso presente y un muy positivo futuro. En el cuerpo de la nota hay un vínculo para bajar el manual


INTA compiló trabajos técnicos e investigaciones sobre acuicultura en una edición especial


Posadas, Misiones | NEA RURAL | El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuario (INTA) publicó un documento bibliográfico sobre la producción acuícola, que parte de distintos trabajos científicos y experiencias técnicas.
Bajo el título: “INTA y el desarrollo de la piscicultura en Argentina. Experiencias de tecnología organizacional y de agregado de valor en origen” la publicación es una herramienta de difusión, de consulta y documenta el desarrollo entorno a la acuicultura que tiene el país.
La compilación estuvo a cargo de profesionales del INTA Herman Hernando Hennig, Alejandro Ernesto Curto, Bernardita Zeballos Bianchi y Cristian Daniel Jesús Asoli
“Desde INTA se entendió el potencial de la actividad y las limitaciones lógicas de un desarrollo incipiente. Se propició la generación de conocimiento, impulsando nuevas líneas de investigación y difusión de tecnología”, describen desde el INTA.
La presente publicación tiene por objetivos dar a conocer los procesos y líneas de trabajo en marcha en las diferentes regiones del país, presentadas según la estrategia priorizada a nivel regional; mostrar las peculiaridades de cada territorio y problemáticas específicas en relación a la actividad; y ponderar el abordaje técnico de los equipos piscícolas del INTA y su articulación en red.
La información está ordenada en capítulos, en los cuales se abordarán los ejes centrales de la estrategia institucional, mencionados precedentemente:
1. Vinculación interinstitucional. 2. Formación y capacitación de los actores de la cadena, 3. Comunicación y promoción de la actividad, 4. Casos de Investigación y experimentación, 5. Experiencias territoriales en producción y agregado de valor.
La nueva publicación reúne trabajos y textos: Arranz, Silvia; Daniel Alberto Babi; Ariel Belavi; Cristian Daniel Jesú Asoli; Eliseo Cornelius; Alejandro Ernesto Curto; Faifer Guillermo; Abel Leopoldo Fernandez; Frutos Rodrigo; Fuser Carlos; Garbe Natalia; García Romero Nicolás; Augusto Juan Pablo Hegglin; Herman Hernando Hennig; Andrés Sebastián Iconicoff; Leites Valentín; Morales Gabriel; Marcelo Eduardo Pamies; Jorge Raúl Pane; Poterala Juan Ramón; Cesar Adrián Preussler; Rodriguez, Carlos Jesús Roselló, Ricardo; Pablo Manuel Saleme; Daniel Horacio Sampedro; Victor Luciano Scribano, Marcelo Fabian Sendlak; Guillermo Miguel Stamatti; Welschen, Alejandro y Bernardita ZEBALLOS BIANCHI  

domingo, 13 de mayo de 2018

De los proyectos acuícolas argentinos: salmones en el Beagle con catastróficos efectos ambientales?


Las "jaulas" en las que se producen los salmones que se comen en la Argentina. Foto: Fernando de la OrdenEl
El día 12 de junio, apareció publicada una nota en el diario Clarín firmada por Gretel Gaffoglio, que habla de un tema sensible para la acuicultura argentina, a partir de la firma de un convenio de cooperación técnica entre Argentina y Noruega.

El vínculo para leer la nota y ver las lindas fotitos de las salmoneras chilenas es
https://www.clarin.com/sociedad/aprueban-instalacion-salmoneras-mar-argentino-debate-dano-ambiental_0_H1amf3NCM.html

Antes de compartirles la nota, a la que les saqué las fotos y filmacion que están en el sitio del diario para hacer el tema más liviano, solo comentaré que esta idea de situar criaderos de peces en el Beagle primero y avanzando sobre el litoral atlántico luego, se viene discutiendo y trabajando desde hace años (años dije, eh?) en el país por parte de al menos dos ministerios nacionales (Agroindustria y Ciencia y Técnica), las redes temáticas de CONICET, los espacios de Bioeconomía, universidades nacionales y los ministerios provinciales involucrados. 

No es tema nuevo y, en todo caso, los esfuerzos del presidente Macri se cimentan en un trabajo arduo iniciado en la mesa de trabajo de la Comisión Honoraria de Maricultura del proyecto estratégico Pampa Azul, de la que formé parte. Allí se comenzó a hablar de proyectos estratégicos, que luego el MINCYT tomó para avanzar sobre la idea de un desarrollo de cultivo de trucha arco iris en aguas marinas, en combinación con mejillones y algas, lo que se dice un cultivo multitrófico, para reducir impactos ambientales. Tal vez no era la mejor idea para ese momento o grado de desarrollo de la actividad, pero sobre eso se avanzó. 
La nota de Gretel hace hincapié en los efectos negativos del desarrollo descontrolado de una actividad con impacto ambiental negativo, sobre todo en ese nivel de producción, que es 360 veces mayor que la argentina. Es innegable el efecto de una actividad como esta sobre el medio ambiente y se debe aprender de las experiencias ajenas y propias, pero hay en el país gentes y recursos materiales para monitorear y controlar esos efectos. Hay que tener en cuenta que muchas veces la rentabilidad capitalista no considera pasivos ambientales ni efectos no deseados. El caso chileno, con sus brotes de ISA y demás cuestiones, sería un buen caso de estudio
Nada más digo, les dejo a ustedes la lectura y valoración de la nota...

Comienza escribiendo la periodista:

Los esfuerzos del presidente Macri por atraer inversiones llegaron hasta Noruega. En marzo los reyes nórdicos Harald V y Sonia visitaron la Casa Rosada y fruto de ese encuentro el ministerio de Agroindustria suscribió con Noruega un convenio de cooperación para estudiar la factibilidad de desarrollar la acuicultura en el país: la cría industrial de peces en jaulas oceánicas o en piletones indoors.
Según confirmó a Clarín la subsecretaría de Pesca, el salmón es la especie elegida para el desarrollo acuícola tanto en el Canal de Beagle como en el litoral santacruceño del mar argentino.
Pero el acuerdo no está exento de polémica y ya es rechazado por amplios sectores ambientalistas. Cuestionan que el salmón es una especie exótica y que su producción es contaminante. La concentración de heces y pellets con antibiótico que se asientan en el lecho marino, y que otras especies como crustáceos pueden ingerir, constituyen una amenaza para la salud del mar. Ese debate en el litoral chileno está hoy al rojo vivo, con miles de activistas que aseguran que el exceso de concesiones para la salmonicultura ha saturado al ecosistema marino. Afirman que el resultado es la proliferación de algas tóxicas emparentadas con la marea roja.

Mirá también

Tanto biólogos como oceanógrafos, argentinos o chilenos consultados por Clarín, repiten el argumento: “El salmón es una especie exótica que depreda la biodiversidad nativa de peces". Citan como ejemplo lo ocurrido en Argentina en los años ‘20.
“La trucha, que es un salmónido, fue introducida con fines deportivos en los lagos de la Patagonia. La región contaba con amplia biodiversidad de especies ictícolas. Pero al introducirla, la trucha depredó a todas las demás especies”, explican los biólogos.

Mirá también

En Argentina, además, la polémica por la cría de salmón en jaulas oceánicas llegó a los cocineros más encumbrados que hicieron campaña para no consumir salmón chileno por las presuntas dosis de antibióticos que contendría su carne anaranjada.

En Chile, los salmones son el segundo producto de exportación después del cobre. Exportan unas 830.000 toneladas anuales a EE:UU, Japón, Brasil, Rusia, Europa y China y representa un negocio de 4,6 billones de dólares.
Argentina es un mercado exiguo para los salmones chilenos: se importan 8100 toneladas por un valor de US$ 62 millones, que se consumen principalmente en platos de sushi.
Mirá también


Desarrollar la salmonicultura en nuestro país supone pagar un costo ambiental muy alto, argumentan los ambientalistas locales. Explican que los salmones se alimentan con pellets (así denomina a la porción de alimento balanceado) de harina de pescado. Alimentar a un salmón insume 9 kilos de peces. Y es en los pellets donde se adosan los antibióticos.
Mirá también

Clarín elevó un cuestionario a las autoridades de la Subsecretaría de Pesca y éstas fueron las respuestas.
- ¿Cuántas salmoneras están proyectando instalar en mar argentino?
- Se está trabajando para desarrollar una pesquería de entre 20/50 mil toneladas. La hipótesis es de 2 a 4 concesiones en el Canal Beagle. Santa Cruz es una hipótesis de trabajo en San Julián pero para una segunda etapa.
- ¿Han iniciado los estudios de factibilidad para su instalación?
- Tenemos previsto iniciar el estudio de factibilidad y cargas en los próximos 2 meses.
- ¿Qué tipo de recaudos tomarán para que no se contamine el lecho marino?
-Para eso son precisamente los estudios. Evaluar la capacidad de carga de la zona para generar una pesquería sustentable. Evitando errores que se cometieron en otros países por exceso de cargas. Se trabaja entre la subsecretaria de pesca y acuicultura y la secretaria de pesca de la provincia de tierra del fuego.
Las autoridades de “Salmones Chile”, el grupo empresario que nuclea a las 22 empresas productoras de salmón en jaula, también hicieron su aporte. Su presidente, Arturo Clement, reconoció el uso de antibióticos para la cría e indicó que existen 400 salmoneras activas en los mares chilenos.

 “Utilizamos antibióticos con fines terapéuticos porque los salmones contraen una enfermedad llamada ISA. Eso no significa que el salmón, al momento de consumirse, mantenga el antibiótico porque los testeamos antes de cosecharlos. El producto llega al mercado de destino con un remanente ínfimo de antibióticos que está dentro de los parámetros permitidos”, afirma.
Alejandro Clement es, además, biólogo. Tiene un posgrado en Oceanografía y brinda servicios de mediciones oceanográficas a la salmonicultura chilena.
-¿Es mito o verdad que los salmones de granja crecen hacinados?
-El hacinamiento sucede al igual que en la cría de pollos y cerdos.
-¿Cómo combaten la contaminación marina por fecas?
-Eso ciertamente es un problema, porque se depositan en el lecho marino o se desintegran a través de la descomposición de bacterias y de otros microorganismos que habitan el sustrato marino. Esa es, precisamente, la “zona de impacto”, la cual es monitoreada por las autoridades. Luego de 21 meses de cría, que es lo que tarda en crecer el salmón hasta llegar a sus 5 kilos, hay un reposo o barbecho de 3 meses para clarificar los fondos.
-¿Cuál es su opinión sobre el uso de antibióticos?
-Es un mal necesario. Deberían ir disminuyéndolos cada vez más para que no queden residuos en el medio ambiente.
-¿Puede una especie exótica sobrevivir sin antibióticos?
-Ese punto no lo tengo claro.
Consultado el SENASA, el organismo aseguró que “desde 2017 a la fecha, los salmones procedentes de Chile han arrojado resultados aptos para el consumo”, lo que contradice un estudio de la UADE de 2017, que señalaba altos contenidos de antibióticos en salmones chilenos.
Clarín visitó las salmoneras en el país transandino. Se embarcó 6 días en el rompehielos Artic Sunrise de Greenpeace GP). Navegó por el Estrecho de Magallanes hasta adentrarse entre los fiordos y canales fueguinos.
Mirá también

A lo largo de la travesía, el barco ancló frente a distintas salmoneras. A bordo de semirígidos, contiguos a las jaulas, un oceanógrafo realizó mediciones de CTD (conductividad, temperatura y densidad del agua). “El problema es que no existen parámetros previos a la instalación de estas jaulas, y no es posible hacer un estudio comparativo”, explicó el doctor en oceanografía Ernesto Molina.

El equipo de Clarín tuvo la posibilidad de escudriñar las jaulas: una espuma amarillo rosácea bordeaba el conducto de las mangueras. Por allí succionan a los salmones para extraerlos del agua. “Esa espuma de color desagradable, en aguas prístinas, es resto de pellets y antibiótico”, señaló la geógrafa Estefanía González. “La jaula está rota porque los lobos marinos la rompen para comerse los salmones. Estos se escapan y depredan a las demás especies”, agregó.
A escasos metros de las salmoneras, un resoplido puso a todos en alerta: “Ballena jorobada a babor!”, gritó el marinero. El cetáceo retorció su lomo para ir a una inmersión profunda. Desplegó su fastuosa cola y se sumergió apacible en su mar.
“Incentivar la salmonicultura en el mar argentino es un suicidio ambiental—dicen en GP—Y más cuando se impulsan parques marinos cerca del Canal de Beagle”.


miércoles, 25 de abril de 2018

La modificación del Código Alimentario Argentino contado por sus protagonistas: de cómo la acuicultura entró en el artículo 270...

Resultado de imagen para marcela alvarez acuicultura
En una entrada anterior, comentamos la modificación de algunos artículos del Código Alimentario Argentino CAA, respecto de las especies de organismos acuáticos allí incluidos y de otros aspectos de la conservación, clasificación y formas de comercialización de estos organismos. Una novedad es que los productos de la acuicultura son incluidos como tales por primera vez. 



Para conocer el proceso y el trabajo con mayor detalle, contactamos a la colega y amiga Marcela Alvarez, que trabaja en la Dirección de Planificación y Gestión de Pesquerías de la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura, del Ministerio de Agroindustria del gobierno argentino. La idea fue que nos contara en qué consistió este trabajo y qué significa en términos concretos para el desarrollo de la acuicultura argentina. Ella prometió otros artículos posteriores para profundizar el análisis del trabajo.

La entrevist se realizó en una soleada tarde de abril, ella en CABA y yo en Bariloche, magias que permite el ciberespacio...
Este bloguero (EB): Marcela, cómo surge la necesidad de hacer este trabajo?
Marcela Alvarez (MA): Sabíamos desde hace un tiempo, que el Código Alimentario Argentino (CAA), en lo que respecta a los artículos de pesca, estaba desactualizado. Durante la década de 1990 ya se habían realizado reuniones con profesionales, tanto del ámbito público como del privado, para modificarlo, lo que no llegó a concretarse. Por otra parte, desde la Coordinación de Promoción del Consumo de los Recursos Vivos Marinos, se decidió trabajar en el desarrollo de  protocolos de marcas distintivas, como es el caso de Mar Argentino Salvaje y Austral o el de Alimentos Argentinos, que requieren cumplir la legislación nacional vigente como es el CAA entre otras normativas.
En una primera etapa propusimos, desde la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura, la modificatoria del artículo 270 que incluye el listado de especies comercializables en el CAA. Se trabajó sobre las especies que se comercializan tanto en la pesca marítima como continental y se agregaron por primera vez las especies de acuicultura.
Siguiendo los reglamentos de la Comisión Nacional de Alimentos (CONAL), que se encuentra integrado por todos los representantes de los Estados provinciales y otros organismos nacionales (INAL, SENASA, Minagro), se presenta la propuesta en reunión Plenaria y posteriormente se envía al  Consejo Asesor de la CONAL y luego se realiza una Consulta Pública donde todos pueden opinar. Finalmente, las modificaciones propuestas fueron incorporadas al CAA en febrero de este año. Sugerimos a la CONAL que se siga trabajando en los artículos subsiguientes 271 al 277 y nos otorgaron el mandato de  coordinar un grupo de trabajo ad hoc para cumplir dicho fin.

EB: cómo se conformó ese equipo de trabajo? Quienes lo conforman?
MA: El grupo de trabajo ad hoc estuvo coordinado por quien suscribe, contando con la Ing. Bárbara Castellani como alterna  y  se conformó atendiendo las normas de la CONAL. Participaron aquellos representantes que enviaron la solicitud de adhesión a la Secretaria de la CONAL, de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires e instituciones como el SENASA y CONICET. Como coordinadores, decidimos convocar al área de Tecnología en Alimentos del INIDEP y a representantes técnicos de las Cámaras del Sector pesquero y de las áreas técnicas de la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura del Ministerio de Agroindustria.
Se realizaron un total de 4 reuniones presenciales durante el 2017 en el Ministerio de Agroindustria  y se trabajó también a través de comunicaciones vía correo electrónico. Una vez acordado el borrador final entre todos los participantes, desde aquí trabajamos con la Secretaria Técnica de la CONAL para darle forma de proyecto de Resolución y preparar la presentación que se hizo en la reunión Plenaria 120° el día 18 de marzo del presente año.

EB: cuáles fueron los objetivos propuestos?
MA: El objetivo fue trabajar sobre los artículos 271 al 277 del  CAA, Capítulo VI; que tratan la comercialización de pescados, crustáceos y moluscos en general, para actualizarlos y adecuarlos a la situación actual. Como ejemplo, hasta ahora en el Código figura que el pescado solo puede ser comercializado entero, se utiliza el pH como un indicador de frescura del producto para la comercialización, o no se mencionan los aditivos permitidos para la conservación de crustáceos, entre otras tantas cosas.

EB: cuáles fueron las modificaciones al anterior código, dichas de manera simple?
MA: En términos generales se incluyó a los productos provenientes de la acuicultura, se especificaron los tipos de presentaciones de los productos que se elaboran, se incluyeron condiciones organolépticas para los distintos grupos además de actualizar todos los análisis de control (químicos y microbiológicos) que se realizan sobre los productos detallándose en cada grupo lo que debe cumplirse. Hay que tener en cuenta que se realizó una comparativa entre los que solicita el SENASA a través del Decreto 4238, la normativa MERCOSUR y el CODEX. Los controles se realizaban ya que se cumplía la normativa SENASA o la que pudieran tener las provincias, pero eso no estaba reflejado en el CAA.

EB: qué implicancias tiene esto para el acuicultor o para los integrantes de la cadena de valor acuícola?
MA: Como mencioné anteriormente, se menciona por primera vez a la acuicultura ya que antes de esta modificación solo se hablaba del procesamiento de ”especies no domésticas criadas en cautividad” sin detallar nada más.
Es importante ya que si se desea diferenciar el producto con el sello “Alimentos Argentinos” por ejemplo, como es el protocolo de trucha que está desarrollado, la normativa del CAA está actualizada. Por otra parte brinda un marco legal de alcance para todo el país y orienta a los profesionales que trabajan en las áreas de bromatología a nivel municipal o provincial que muchas veces, por el volumen de producción y comercialización, no tienen la habilitación del organismo nacional como es el SENASA.
EB: algo que quieras decir para cerrar la nota…

MA: Fue un trabajo muy gratificante ya que se contó con gente que aportó su experiencia y compromiso para lograr realizar esta tarea en un año. El trabajo queda ahora a consideración del CONASE y la consulta pública. Sería importante que todos los que trabajen en la actividad lo lean y envíen los comentarios que crean convenientes, siempre los aportes son bienvenidos y perfectible todo lo que se haga.








domingo, 22 de abril de 2018

Aportes a la gestión integral del producto pesca en la zona de Bariloche: resultados preliminares de un estudio apuntan a cosas que no tienen que ver con los peces


Resultado de imagen para logo mesa directiva pesca zona andinaAquí comparto una nota del periodista Daniel Marzal, publicada en el diario regional Río Negro en abril de 2018. Se relaciona con los primeros resultados de un estudio, aún en  curso, realizado por dos grupos de investigación de la Universidad Nacional del Comahue (uno del CRUB y otro del la Facultad de Turismo) a requerimiento de la Mesa Directiva Honoraria de Pesca Deportiva Zona Andina, quien además financió el trabajo. 

La idea de la Mesa es conocer el movimiento económico y las características socioculturales y motivaciones de los pescadores que viven o visitan la zona, así como la calidad y variedad de los prestadores de servicios que se relacionan con la actividad. Para ampliar, ver una entrada de este blog de fines de 2017.
https://acuiculturaenargentina.blogspot.com.ar/2017/11/un-estudio-socioeconomico-de-la-pesca.html. Y para saber más de las Mesas de Pesca, ver esta entrada https://acuiculturaenargentina.blogspot.com.ar/search?q=mesas+de+pesca

Resultado de imagen para mesa directiva de pesca zona andinaEste estudio complementa otro trabajo, realizado en el ámbito del CRUB por el Grupo de Evaluación y Manejo de Recursos Ícticos (GEMARI), que busca generar herramientas de análisis y manejo de la pesquería del Limay, así como conservar las especies nativas que viven alli y estudiar escenarios posibles de cambios en la ictiofauna dados por cambios en el ecisistema.
Pero yendo al objeto de esta entrada, Marzal contactó a varios de los actores involucrados para conocer de forma más detallada la iniciativa y los primeros resultados. Para junio estaría listo el informe final  que será un importante insumo para la discusión y el diseño de políticas públicas, y también privadas, de promoción, fiscalización y ordenamiento de la actividad.

Y dice el periodista:

La contaminación afecta también la imagen de los lugares de pesca


El reconocimiento mundial del que gozan lagos y ríos cordilleranos podría sufrir consecuencias si las costas siguen llenas de basura. Lo atribuyen a la falta de controles y sanciones. Surgió de un estudio que realiza la Universidad Nacional del Comahue.
El reconocimiento que los lagos y ríos de la Patagonia mantienen desde hace décadas entre los pescadores de todo el mundo gracias a su calidad ambiental podría entrar en riesgo si no se pone freno a la creciente contaminación provocada por la acumulación de basura.
El diagnóstico surge de las “conclusiones preliminares” de un estudio que lleva adelante un equipo interdisciplinario de la Universidad del Comahue integrado por biólogos y licenciados en Turismo para medir el impacto social, económico y ambiental de la pesca deportiva y recreativa.
Ads by scrollerads.com

El ámbito delimitado para el trabajo incluye la cuenca del río Limay, hasta Alicura, y el lago Nahuel Huapi en su costa rionegrina. En un futuro integrarían el lago Mascardi y la cuenca del Manso.
El licenciado en Turismo Daniel Nataine dijo que en la etapa actual (cuando todavía falta sistematizar los datos) pudieron identificar entre otras problemáticas la presencia abundante de basura en los ambientes pesqueros.
Esa percepción fue ratificada por el presidente del Club de Pesca y Caza de Bariloche, Alejandro Pschunder, quien reconoció que “cada año hay más residuos”, especialmente en la zona urbana y en la costa del río Limay, y que lo notan en las periódicas campañas de limpieza que realizan con la Asociación de Guías.
“Cada vez hay más basura de todo tipo: papel higiénico, latas, bolsas, preservativos, pañales, bolsas plásticas, y hasta medio colchón encontramos, que tuvo que retirarlo Parques Nacionales”, aseguró Pschunder. A su juicio, el principal problema es que “no hay control ni sanciones”.
Nataine aclaró que la preocupación surgida en torno a ese tema no está vinculada con el objetivo central del estudio, pero aún así es importante porque “el valor de la región (para atraer pescadores) es la calidad ambiental de los recursos”.
Según el investigador, es necesario prestar atención a ese tema porque “el turista se mueve por cuestiones simbólicas”, y no sólo por la calidad del servicio o la modalidad de alojamiento.
Otro de los miembros del equipo, Alejo Simonelli, dijo que los pescadores valoran a la Patagonia como “un lugar de ambiente limpio y aguas cristalinas”, pero también deslizan “cierta disconformidad con los basureros que se generan en los ambientes. Es un tema que empieza a ser recurrente en las entrevistas”, realizadas para el estudio.
La accesibilidad
Nataine dijo que el informe final demorará todavía unos 40 días. Advirtió que otro de los problemas detectados es “la dificultad en los accesos a los lugares de pesca, la privatización del espacio público, que es un problema patagónico y no exclusivo de Río Negro”.
El gerente de la Mesa de Pesca Deportiva de la Zona Andina, Martín Freedman, admitió que “la realidad es que hay mucha basura, pero pasa también en la ciudad y en todos lados”.
Señaló que no está determinado con certeza que al pescador lo afecte ver los actuales volúmenes de residuos, pero admitió que “es un factor a mejorar”. Aclaró que el estudio encargado a la UNC “no pregunta específicamente sobre ese tema”.
Freedman también dijo que los lugares más sucios son los que tienen acceso directo en vehículos, es decir que no son frecuentados sólo por pescadores sino también por camioneros, acampantes y turistas en general. Dijo que donde no hay acceso fácil “el río está prácticamente impoluto”.
Nataine también señaló como paradójico que una de las demandas sea la mayor accesibilidad, pero que justamente los lugares más degradados son aquellos en los que no hay alambrados ni impedimentos para la circulación de público.
Generar conciencia
Para Pschunder la proliferación de basura en los ambientes naturales se debe a “la falta de conciencia para la preservación”. Se lamentó de que “nadie piense en las futuras generaciones”.
Dijo sin embargo no estar seguro sobre los efectos de la proliferación de basura en el público pescador. “No sé si perjudica la fama que tiene el lugar como ambiente libre de contaminación, no sé si desalienta a los pescadores –afirmó–. Sí creo que nos afecta a todos y sobre eso hay que trabajar”.
Advierten sobre “contaminación visual” en áreas de pesca deportiva
El impacto de la pesca, objetivo del estudio
El estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad Nacional del Comahue por convenio con la Mesa de Pesca Deportiva Zona Andina y la Asociación de Pesca y Caza Nahuel Huapi busca determinar “la incidencia económica, social y ambiental” de la pesca deportiva y recreativa en Bariloche y su zona de influencia.
El diseño preliminar destaca que “por primera vez se evaluará la dinámica de la actividad de la pesca”, a fin de obtener información analítica que contribuya a “diseñar políticas públicas para preservar y potenciar este valioso recurso”.
La recolección de datos se realizó mediante encuestas a pescadores y a prestadores turísticos, con el fin de elaborar un perfil del público típico de esta actividad, su comportamiento, expectativas y nivel de gasto.
También estudiarán el volumen de ingresos económicos y el empleo que genera la pesca.
Pero más allá de estos objetivos, al avanzar la investigación surgió como dato lateral la referencia repetida sobre la contaminación de los ambientes pesqueros, que fue señalada como una “luz amarilla” a tener en cuenta.
La necesidad de un “enfoque integral”: desde la basura al alga
El biólogo Marcelo Alonso dijo que la abundancia de basura en los ambientes de pesca es un dato incontrastable y que los pescadores son conscientes, aunque son los que menos ensucian. Afirmó que muchos lugares atractivos de la costa del Limay suelen estar “llenos de latas de cerveza y restos de fogones”, a pesar de que hay presencia de carteles que dicen “llevate tu basura”.
En opinión de Alonso, que también integra al equipo de la UNC encargado del estudio, el problema demanda “un enfoque integral”.
Refirió que la pesca es practicada por residentes pero también por muchos visitantes nacionales y extranjeros, al punto de que conforma “un recurso económico importante, que hay que gestionar”.
La cantidad de permisos de pesca vendidos en Bariloche y la zona ronda los 12.000 a 14.000 por temporada, pero el movimiento económico que genera la actividad es difícil de estimar. El dato más cercano disponible indica que en el año 2000 dejaba unos 8 millones de dólares anuales. Pero Alonso dijo que se trata de un indicador desactualizado y muy relativo.
Otra cosa que llamó la atención de los investigadores es que los pescadores encuestados mencionen la contaminación visual por basura como un dato negativo, pero casi nadie habla del alga dydimo, que ya tiene visible presencia en toda la región. “Tal vez sea porque no saben reconocerla”, señaló uno de los responsables del estudio.
“El turista se mueve por cuestiones simbólicas, y no sólo por la calidad del servicio o la modalidad de alojamiento”.
Daniel Nataine, licenciado en Turismo
“Los pescadores valoran a la Patagonia como un lugar de ambiente limpio, pero deslizan disconformidad con los basureros”.
Alejo Simonelli, miembro del equipo que realizó la investigación
“Cada vez hay más basura de todo tipo: papel higiénico, latas, bolsas, preservativos y hasta medio colchón encontramos”.
Alejandro Pschunder, presidente del Club de Pesca y Caza de Bariloche
Bariloche